Natural  Fire lanza al mercado su gama de generadores de aire GNF. Los equipos están dotados con quemadores de floración, admite el uso de todo tipo de biomasas. La verticalidad de la cámara de combustión permite el aprovechamiento de la fuerza de la gravedad para la total combustión de la misma. Si se utilizan combustibles con densidad baja con tendencia al desplazamiento, se producirá una incineración del 100%. El quemador cuenta con un sistema de limpieza totalmente automatizado. Tras realizarse dicho ciclo, las cenizas son depositadas en un cajón de fácil extracción.

Tras la cámara de combustión  se encuentra el sistema multiciclón, encargado de la eliminación de las partículas generadas en la incineración, estás son depositan en un cajón con extracción automática. El aire saliente  de estos entra en el intercambiador de calor con disposición vertical, lo que garantiza que la ceniza residual que pueda entrar en los mismos, caiga por gravedad en un decantador situado en la parte inferior obteniendo una eliminación de las partículas del 100%.

El flujo de aire del sistema es generado por sus dos potentes turbinas con motores electrónicos y variadores de frecuencia integrado,  garantizando una temperatura, presión y caudal  constante de salida.

La máquina es controlada por un PLC con un software diseñado específicamente para este fin. El programa controla parámetros como temperatura, régimen de giro de ventiladores, o admisión de combustible. Cuenta con su propia conexión a internet, lo que permite operarlo a través de una sencilla aplicación. Esto garantiza una monitorización minuto a minuto del sistema.

El diseño del GNF, ofrece el ahorro que se produce con el uso de la biomasa con un mínimo mantenimiento, brindando una solución energética, óptima.