El uso de las calderas de biomasa en verano

El uso de las calderas de biomasa en verano

Cuando pensamos en una caldera de biomasa, la primera imagen que se nos viene a la mente es la de un invierno frío y la necesidad de mantener nuestras casas calentitas y confortables. Sin embargo, las calderas de biomasa también tienen mucho que ofrecernos durante los meses de verano.

En Natural Fire contamos con diferentes tipos de calderas de biomasa que pueden ser utilizadas de manera efectiva durante todos los meses del año. A continuación, exploramos cómo y por qué deberías considerar el uso de estas calderas de biomasa incluso durante los meses más cálidos del año.

¿Qué nos pueden ofrecer estas calderas de biomasa?

Disfruta del agua caliente durante todo el año

Aunque no necesitemos calefacción durante el verano, el suministro de agua caliente sigue siendo importante. Hay muchas personas que, aunque haga calor, se duchan con agua caliente- tibia. Además, ya sea para la limpieza o su uso en la cocina, la demanda de agua caliente no disminuye con el aumento de las temperaturas. Si el agua ya está previamente caliente para cocinar, tardará menos en llegar al punto de ebullición, ahorrando dinero y tiempo.

Las calderas de biomasa son una excelente opción para producir esta agua caliente de manera eficiente y económica. Modelos como la Caldera NF500 garantizan un suministro constante y fiable, aprovechando la biomasa como fuente de energía renovable y sostenible.

Ahorra todo el año

Las calderas de biomasa, como la Caldera NF-55, son conocidas por su alta eficiencia energética. Utilizar estas calderas en verano resulta más económico que otros métodos tradicionales, como el gasoil o la electricidad. Los pellets de madera, por ejemplo, son una opción de combustible más barata, con precios más estables y menos volátiles.

Además, al mantener la caldera de biomasa en funcionamiento durante todo el año, se evita la necesidad de arranques en frío al comienzo del invierno. Ten en cuenta que las calderas que están en uso continuo suelen a operar de manera más suave y eficiente.

Funcionan de manera autónoma y son muy fáciles de configurar

Las calderas modernas, como la Caldera NF-250 , están diseñadas para ser fáciles de usar y configurar. Muchas de ellas cuentan con sistemas de automatización y controles programables que permiten ajustar la producción de calor y agua caliente de acuerdo con nuestras necesidades. Esto significa que, durante el verano, puedes programar la caldera para que funcione de manera óptima y solo cuando sea necesario, evitando desperdicios de energía.  Esto es ideal para ahorrar dinero, ya que en invierno necesitaremos más potencia y recursos que en verano.

Como hemos visto, las calderas de biomasa no son solo para el invierno. Su uso durante el verano ofrece numerosas ventajas que podemos aprovechar. En Natural Fire ofrecemos diferentes tipos de calderas de biomasa, diseñadas para proporcionar soluciones durante todos los meses del año. Echa un vistazo a nuestro catalogo y consigue hoy mismo la tuya. Únete a la energía sostenible y verde para tu hogar con nuestra ayuda.