El pimentón de la vera es una especia muy cotizada en el mundo culinario, los sabores, aromas y texturas que aporta a los platos hace de él un artículo gourmet.
Para obtenerlo hacen falta dos cosas, un producto de alta calidad y un proceso de deshidratado cuidado para no perder sus propiedades.

El deshidratado se produce en unas condiciones muy extritas de temperatura y tiempo. Si la temperatura es demasiado alta o no es constante, el producto no se deshidratará correctamente o se quemará, haciendo que pierda todas sus virtudes. Otra dificultad añadida es la estacionalidad del producto, la temporada dura entre 3 y 4 meses, teniendo que procesar todo el pimiento producido en ese periodo de tiempo. Esto convierte a este proceso en intensivo tanto en mano de obra como en términos energéticos.

La instalación de quemadores de biomasa Natural Fire garantiza un ahorro energético muy significativo y la reducción de la huella de carbono emitida por este tipo de industria. Con ello se produce un aumento de la rentabilidad y la sostenibilidad, tan importantes en la actual industria agroalimentaria.