INDUSTRIAS JAMONERAS Y DERIVADOS PORCINOS

Otra aplicación exitosa en las adaptaciones de calderas de agua caliente a quemadores de biomasa son los procesos de secado y curado de jamones. En esta clase de aplicaciones se ha demostrado un ahorro muy importante respecto al uso de combustibles fósiles. Aquí el quemador se encarga de mantener temperaturas estables en las zonas de cría de cerdos, así como en los almacenes de secado. También se proporciona agua sanitaria para limpieza.

En esta clase de instalaciones se suele adaptar también una caldera de vapor para utilizar en limpieza, desinfección y procesos de escaldado, e incluso producción de mantecas.